Ser más feo que pegarle a un padre.

Responder